MITLA y TULE

Mitla se encuentra situada a 42km de la Ciudad de Oaxaca, tomando la Carretera Panamericana hacia el Istmo de Tehuantepec. Fundada originariamente por los zapotecos alrededor del siglo VII de nuestra Era, fue posiblemente lugar de encuentro y de fusión de dos líneas de pensamiento, como fueron los zapotecos autóctonos y los señoriales mixtecos. El sitio arqueológico ofrece la posibilidad -única- de aproximarse al concepto de arquitectura decorativa en encaje de piedra llevado a niveles de obra maestra por los hacedores de esta zona arqueológica. Entre las maravillas de Mitla cabe hacer notar la dificultad que representó para sus constructores el tallado de centenares de miles de piezas -algunas monolíticas de más de siete toneladas de peso-, pero es conveniente agregar que los edificios estuvieron enteramente estucados y pintados al fresco. Entre los Grupos arquitectónicos restaurados hay que destacar la visita obligada al Grupo de Las Columnas; el llamado Grupo del Norte, en donde destaca el Templo católico dedicado a San Pablo Converso (hacia 1530), construído sobre el edificio original y con los mismos materiales producto de su devastación.

MITLA y TULE

Mitla se encuentra situada a 42km de la Ciudad de Oaxaca, tomando la Carretera Panamericana hacia el Istmo de Tehuantepec. Fundada originariamente por los zapotecos alrededor del siglo VII de nuestra Era, fue posiblemente lugar de encuentro y de fusión de dos líneas de pensamiento, como fueron los zapotecos autóctonos y los señoriales mixtecos. El sitio arqueológico ofrece la posibilidad -única- de aproximarse al concepto de arquitectura decorativa en encaje de piedra llevado a niveles de obra maestra por los hacedores de esta zona arqueológica. Entre las maravillas de Mitla cabe hacer notar la dificultad que representó para sus constructores el tallado de centenares de miles de piezas -algunas monolíticas de más de siete toneladas de peso-, pero es conveniente agregar que los edificios estuvieron enteramente estucados y pintados al fresco. Entre los Grupos arquitectónicos restaurados hay que destacar la visita obligada al Grupo de Las Columnas; el llamado Grupo del Norte, en donde destaca el Templo católico dedicado a San Pablo Converso (hacia 1530), construído sobre el edificio original y con los mismos materiales producto de su devastación.