DAINZU, YAGUL Y LAMBITYECO

Estos tres sitios arqueológicos, en general fechados contemporáneamente al esplendor de Monte Albán o un poco posteriores a la dispersión de sus habitantes, permite completar la visión que de la cultura zapoteca hemos vislumbrado en la antigua capital de los zapotecos. Así, en Dainzúj, un sitio de pequeñísimas proporciones, podemos hoy ver los restos de un Juego de Pelota-, una considerable cantidad de estelas que representan a "jugadores" de tal ceremonia, y algunas pequeñas tumbas. Lambityeco es otro sitio en donde podemos admirar e¡ refinamiento de los zapotecos a nivel del modelado del estuco: hay que admirar los dos grandes mascarones de Pitao Cocijo y las representaciones de tres parejas de grandes señores que presumiblemente pertenecen al mismo linaje zapoteco. En fin, Yagui ofrece la posibilidad de admirar el bello paisaje del Valle de Tlacolula-, nada desdeñable es la visita de las tumbas, del Palacio de los Seis Patios (mejor conocido corno "El Laberinto"); el gran Juego de Pelota y la llamada Fortaleza.